huatecos

Loading...

viernes, 8 de abril de 2011

Mito y/o leyendas: La cosmogonía y religión de los nahuas de Guerrero conserva aún muchos a

spectos derivados de su legado histórico. Las migraciones de las tribus nahuas hacia el sur del valle de México trajeron aparejados un conjunto de conocimientos y tradiciones. El ritual agrícola se integra a partir de los siguientes elementos: a la llegada del año nuevo se observan ciertos signos o augurios, sobre el temporal anual en el cielo; se pone atención a las cabañuelas que se observan los primeros doce días del año y son indicadores de cómo será el temporal a lo largo del año; se bendicen las semillas durante las fiestas patronales o durante las peticiones de lluvia; se realiza una ceremonia de petición de lluvia con la presentación de ofrendas (huentli) a las entidades generadoras de lluvia: aires, "culebra" (trombas), la cruz, "sanmarquitos" (piedras circulares o pequeños ídolos prehispánicos, posiblemente tlaloques, asistentes del dios de la lluvia). Las ofrendas se presentan en las cimas de los cerros, el nacimiento de los manantiales, en los pozos, en las cuevas y a la vera de los ríos. En Chietepec, Tlapa, las invocaciones de lluvia se hacen a unos idolillos de masa de maíz, que representan a los supuestos fundadores míticos; además se presenta ofrenda a tamales zoomorfos para pedirles que no estropeen las milpas. Las peticiones de lluvia se realizan los días 25 de abril, día de San Marcos, y el 2 de mayo, víspera del día de la Santa Cruz, y congregan a un importante número de indígenas del estado; en los ritos de fertilidad y aseguramiento de la cosecha se presentan ofrendas en la milpa, el xilocruz, el 14 de septiembre, también se llevan las plantas del maíz a la iglesia, como ofrenda a San Miguel el 29 de septiembre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario